top of page

El lado oscuro de Shein Hauls


Shein, el tristemente célebre gigante de la moda rápida, vuelve a estar en el punto de mira tras una nueva investigación que desvela la escalofriante verdad sobre el historial de la empresa en materia de derechos humanos y medio ambiente. El documental "Untold: Inside the Shein Machine", sacó a la luz la realidad de las fábricas de Shein, donde a los trabajadores se les paga tan sólo 4 céntimos por prenda mientras trabajan turnos de 18 horas. A pesar de estas revelaciones, Shein sigue dominando el mercado de la moda rápida, y la marca representa casi un tercio del mercado sólo en Estados Unidos.


Es la marca más mencionada en TikTok, superando con creces a Netflix, que ocupa el segundo lugar. Shein ha sido etiquetada más del triple de veces que McDonald's o Starbucks: ha llegado al mercado de la Generación Z mejor que ninguna otra marca. A medida que la marca gana cada vez más popularidad en las redes sociales con influencers que alardean de sus vídeos "#sheinhaul", activistas y expertos dan la voz de alarma. Las marcas de moda rápida como Shein contribuyen a que la industria de la moda sea la segunda más contaminante del mundo, y es hora de actuar.


Descifrando la popularidad de Shein


Shein hace mucho marketing con sus vídeos #sheinhaul, en los que las personas influyentes de las redes sociales hacen alarde de sus compras masivas de la marca. Además, también son inclusivos: ofrecen tallas hasta la 5XL, algo poco habitual en el mundo de la moda. Esto les ha hecho muy populares entre los compradores de tallas grandes, que suelen tener que pagar el "impuesto de la gordura" en la ropa.


Pero, ¡espera! Parece que a la generación Z, ecologista y políticamente activa, le encanta Shein, lo cual es extraño si tenemos en cuenta su amor por las opciones sostenibles. La Gen-Z, que aparentemente es más consciente de las injusticias sociales y más respetuosa con el medio ambiente que las generaciones anteriores, es el público objetivo de Shein.


"Lo que me preocupa de lo que está haciendo Shein, sobre todo con su público objetivo de la generación Z, es que les está haciendo creer que no pasa nada por pagar casi nada por una prenda de vestir, cuando la única manera de alcanzar ese precio sería explotando a las personas a lo largo de la cadena de suministro, desde los fabricantes hasta los diseñadores", declaró a Glossy Rebecca Morter, fundadora del sitio de comercio electrónico sostenible Lone Design Club.


Mientras Shein se asegura contratos con famosos y se prepara para un reality show televisivo, parece que su ascenso al trono de la moda es imparable. Pero, como siempre, el poder está en manos de los consumidores.


¿Qué le pasa a SheIn?


El modelo de negocio de SheIn se basa en lanzar entre 700 y 1.000 nuevos ítems al día (¡!), con cada producto producido en pequeñas cantidades. Aunque sobre el papel esto puede minimizar la cantidad de materias primas desperdiciadas, sigue contribuyendo a las emisiones de carbono y a los residuos. El planteamiento comercial de Shein (productos constantemente nuevos, necesidades constantemente nuevas) también forma parte del patrón de la industria de la moda rápida, en la que el consumidor medio tira el 60% de la ropa nueva en el mismo año en que la compró. Para poner las cosas en perspectiva, cuando los expertos examinaron el sitio web de la empresa, descubrieron que el 70% de sus productos en stock tienen menos de tres meses. En otros minoristas de moda rápida, como Zara y H&M, esta cifra oscila entre el 40 y el 53%.


La industria de la moda es responsable de más del 10% de las emisiones de carbono y consume aproximadamente 100 millones de toneladas de petróleo al año, lo que la convierte en la segunda más contaminante del mundo.


Las marcas de moda rápida como Shein también se basan en la explotación de las personas dentro de la cadena de suministro. Para producir ropa en masa y venderla con grandes descuentos, hay que reducir costes, lo que se traduce en salarios de miseria y condiciones de explotación laboral. A pesar de tener una página de responsabilidad social corporativa en la que se reivindican prácticas laborales justas y una estricta política de no recurrir al trabajo infantil o forzado, Shein ha sido acusada de falta de transparencia en su cadena de suministro, como informó Reuters el año pasado.


Diseñadores independientes también han acusado a Shein de robarles su trabajo. En agosto del año pasado, Bailey Prado, diseñadora de ganchillo afincada en Los Ángeles y Londres, acusó a Shein de robarle 45 de sus diseños.


"Me convencí a mí misma de que no era para tanto", dijo Prado en Instagram, "pero ahora mis diseños, lo que ha sido toda mi vida durante los últimos 3 años, se vende ahora a millones de consumidores de Shein que nunca sabrán de mí."


"Parece que las empresas de fast fashion no tienen consecuencias".


¿Arrasar con la moda rápida o comprar poco? Es nuestra elección: ¿un planeta habitable donde se pague justamente a los trabajadores, o ropa más barata creada con diseños robados?


Traductor: Meryem Kenger

Related Posts

See All

生态物流:供应链中的生态友好物流策略

生态物流是指在商业运营中引入一系列可持续性措施,由物流行业采取,以最大程度地减少其对地球生态的影响。绿色物流的目标在于减少物流运营的碳足迹,并且从制造商和客户两端对供应链进行负责任的使用。 是的,这不仅是公司的责任,消费者也可能对这种影响做出重大贡献。在本文中,我们将探讨当前物流中受到关注的一些领域以及企业可以采取的不同措施来保护环境和节约资源。 创建智能仓库: 借助条形码和射频识别等技术支持的仓

Comments


bottom of page